Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Marc Rigo / mallorcactual.com
Miércoles, 14 de junio de 2017
Manacor

Aissam Chadid el esfuerzo y la constancia de un joven campeón de España de K-1

Aunque vive y reside en Manacor desde hace 9 años, Aissam nació en Zaio, localidad cercana a Nador (Marruecos). Sus orígenes son bereberes, como los de la mayoría de marroquís que viven en nuestro municipio.

[Img #23508]

 

Su lugar de nacimiento lo sitúa en la zona del Riff, una zona de Marruecos que tiene bandera propia, lengua, himno y territorio, como él destaca.

 

Vivió hasta los trece años en Marruecos, ahora tiene 22. Primero vino a Mallorca su padre, posteriormente vinieron su madre, él y sus dos hermanas. Su padre vivía del comercio, y un buen día decidió trasladarse a España para conseguir un mejor nivel de vida. En Marruecos no le iban mal las cosas, pero aspiraba a poder dar a su familia una vida que allá le era imposible, más cultura, una mayor atención sanitaria y una vida en definitiva con más posibilidades y oportunidades que la que había vivido hasta ahora.

 

La madre de Aissam, es también de origen marroquí, pero nacida en Holanda de padres inmigrantes.

 

[Img #23502]

 

Aissan cuando llegó a Manacor estudió secundaria en el IES Mossén Alcover, pero como el mismo reconoce no fue un estudiante brillante, los problemas del idioma los sufrió como los sufren todos los inmigrantes recién llegados.

 

Nos comenta que aquí en España hay una visión del marroquí totalmente distorsionada, la mayoría de veces por ellos mismos, nos comenta que “en Marruecos no conozco nada que no se pueda hacer aquí, en Marruecos existe una libertad absoluta sobre la opción de las mujeres en llevar o no el velo, es su decisión, nos comenta, no la imposición de su marido ni de su religión, es cuando están aquí que se autocensuran y se excluyen, es como una coraza ante una sociedad que desconocen y quizás por ello equivocadamente potencian unas diferencias que allí no son así”.

 

Aissam Chadid es actualmente Campeón de España profesional de K-1 (Kink Boxing), aunque no tiene aún la nacionalidad española, dice “no se puede conseguir hasta poder acreditar 10 años de residencia aquí”. Por ello, no pudo presentarse al campeonato amateur de la modalidad, debido al problema de nacionalidad, por ello pasó al lado profesional donde cual quiera puede competir por el campeonato.

 

[Img #23504]

 

Empezó entrenando a los 7 años, compaginaba estudios y entreno. Su modalidad de deporte requiere como otros muchos, esfuerzo, constancia y mucha voluntad. Su lugar de entrenamiento aquí en Mallorca está en Marratxí y realiza cada día dos entrenamientos una parte física y  otra técnica.

 

Le preguntamos ¿Que es para ti un golpe?

 

Una parte del juego, aunque duela, si aunque duela es solo una parte del juego. Yo siempre digo  que el Kink Boxing  es como un juego de damas, el ring es el tablero, cada participante es como una ficha, tienes que ser muy rápido de mente y cuerpo para analizar y responder a los movimientos del contrario.

 

¿Es violencia?

 

No, de ninguna manera. Es quizás agresividad, pero una agresividad sana, es un elemento muy importante e imprescindible en nuestro deporte. Pero no solo en el nuestro, quizás no haya dado la palabra exacta para definirlo, pero hay que ser agresivo para poder ganar al contario.

 

¿Igualdad entre hombre y mujer?

 

Totalmente. La mujer y el hombre son exactamente iguales. Totalmente iguales en derechos y obligaciones.

 

¿Religión?

 

Respeto mi religión, porque esta me explica que debo respetar a los demás. Nuestra religión es una religión que busca la paz como la vuestra. Aunque desgraciadamente hay minorías que la involucran en acciones violentas que no se permiten en nuestra religión. Nuestra religión no admite matar, ni a un apersona ni a un animal como no sea para alimento ¿Cómo va a permitir esas atrocidades que cada día vemos en televisión? Los violentos nunca tendrán cabida en nuestro “cielo”, ni nunca serán recompensados por nuestro Dios. El premio se busca a través de la paz, nunca con la violencia.

 

Aissam como todo musulmán está estos días realizando el Ramadán, un ayuno duro y exigente, además de realizar los cinco rezos diarios que establece su religión.

 

Le comentamos si conoce la situación que está atravesando su región, el Rif en estos momentos, con revueltas y protestas en las calles. Nos dice que sí, que la conoce “ pero hay que explicar bien claro que respetamos a Marruecos y al Rey, solo pedimos nuestros derechos y la paz, no vamos en contra nadie, pedimos más escuelas, más igualdad para la mujer, mejor sanidad, pedimos inversiones en nuestros pueblos para que estos puedan desarrollarse como otras zona de Marruecos y nuestras familias puedan gozar de una mayor comodidad y servicios. Solo pedimos lo nuestro, lo demás lo respetamos todo”.

 

Hablamos de religión y política ¿Es bueno que vayan tan unidas?

 

No. Tajantemente no, cada una tiene su espacio y su función, unidas no pueden ir porque se hacen daño mutuamente. Nunca se deben mezclar la política y la religión.

 

¿Te casarías con una española?

 

No, no lo haría. Mi educación y mis tradiciones, en especial el gran respeto hacia mis padres y mi familia me inclinan a que debo hacerlo con una chica musulmana. Sería complicado para nosotros si no fuera así.

 

Intentamos hablar de sexualidad, pero la extremada timidez de Aissam y su respeto hacia sus padres no le permiten ahondar en ello “tienes que entenderlo, van a leer la entrevista” dice con una sonora carcajada. Nunca hablamos de estos temas delante de nuestros padres. Y nos explica, “mi cultura exige  o enseña  que el hombre y la mujer deben llegar vírgenes al matrimonio”, comprendes, es difícil cambiar las tradiciones.

 

Aquí nos permitimos el inciso al comentar la gran dicotomía existente al hablar de este tema viéndolo de puertas para adentro desde la intimidad o de puertas para fueran en la sociedad. Las religiones siempre han predicado castidad, una castidad que ni los fieles, ni muchos de los predicadores han seguido, y no hace falta ir a la religión de los demás, basta recordar la nuestra propia. Sea como fuera nos sorprende el enorme respeto hacia su familia en este tema y el enorme “legado” que la gran mayoría de ellos llevan en sus “mochilas” cargadas de experiencias y conquistas.

 

Cambiamos de tercio. ¿Cuántos idiomas hablas?

 

Mallorquín, castellano, árabe, bereber, francés, y nociones básicas de inglés y holandés.

 

¿Estás trabajando actualmente?

 

Sí,  de socorrista. Es un trabajo duro y con mucha tensión, siempre tienes que estar pendiente de que no ocurra nada en la piscina.

 

Para finalizar ¿Que es para ti la integración?

 

Conocer la cultura del país que nos ha acogido, su lengua, sus costumbres e integrarte en su sociedad de forma participativa y colaborativa. El idioma es la parte fundamental,  porque te da comunicación y  te facilita la interrelación con los demás. Integrarse es primero asumir tus deberes para luego poder tener derecho exigir  los derechos. La integración de los mayores de nuestra sociedad marroquí es algo difícil, pero entre los jóvenes, entre los más pequeños es fácil, y hay que luchar y trabajar para conseguirla.

 

Antes de finalizar Aissam quiere dar las gracias públicamente a su entrenador Rafa Games con el que lleva entrenando desde hace ya tres años. Como dice Aissam “prepara a los peleadores para conducirlos a un buen nivel profesional”. Es todo un referente para él, dentro del deporte.

 

Nos comenta que pronto firmará un contrato con un nuevo manager que le representará en el extranjero. Sus metas, amparadas en su juventud, son en estos momentos aspirar al máximo. Es como debe ser, ilusionantes objetivos aunque cargados de esfuerzo y dureza.

 

Su charla ha sido muy agradable, aunque públicamente haya sido comedido ha compartido confidencias y ha demostrado una gran transparencia, un gran respeto a lo que significa vivir en una sociedad distinta a la de tus orígenes y sobre todo no duda en criticar lo que “los suyos” realizan mal, no hace muchos día este medio publicó un comentario suyo en Facebook donde llamaba la atención a los jóvenes que al salir de la mezquita por las noches tras el último rezo, se quedan en las plazas de juerga,  perturbando el descanso de los vecinos de la zona.  Durante el Ramadán los que no trabajan suelen dormir de día y así es más llevadero el ayuno, viviendo la calle por la noche tras la cena. Esta costumbre en Marruecos es generalizada, aquí como es de comprender es molesta, porque el ritmo de vida te obliga a poder dormir por la noche e ir a trabajar por la mañana. Muy pocos lo comprenden, pero deben acatar la forma de vivir de aquí.

Es un chico valiente, con las ideas, claras, al que las tradiciones y su cultura le merecen el máximo respeto al igual que la nuestra y a la que está muy agradecido. Tiene aún todo el tiempo del mundo para progresar y para madurar profesional y personalmente. Es a buen seguro un buen proyecto con un buen e interesante futuro.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Mallorcactual.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress