Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Guardia Civil
Martes, 8 de agosto de 2017
Palma

La Guardia Civil y la Policía Local llevan a cabo una operación conjunta contra la venta de productos ilegales

Se han inspeccionado un total de 30 locales y se han incautado 5.745 productos que pudieran vulnerar los derechos de propiedad industrial.

[Img #24460]

 

La Policía Local de Palma y la Guardia Civil en la  denominada Operación “Marmadis”, han llevado a cabo una operación conjunta orientada  a la detección y actuación en locales comerciales dedicados a la venta de productos ilegales, incidiendo de manera directa en la defensa de los derechos de los consumidores y la protección del ciudadano.


    
Así la pasada semana se llevaba a cabo una serie de registros en comercios y almacenes situados en las zonas de Palma, Arenal de Palma y de Llucmajor y Cala Major,  en la que participaron agentes de ambos cuerpos.

 

Como resultado entre los día 02 y 03 de agosto se inspeccionaron 30 locales comerciales, en los que se detectaron un total de 83 infracciones administrativas, incautando 5.745 productos que pudieran vulnerar los derechos de propiedad industrial, así como 49 armas (Llaves de pugilato y armas de arisoft). Por tales hechos, y una vez analizados los distintos productos intervenidos, la Guardia Civil y la Policía Local de Palma estiman que se deriven responsabilidades penales a más de 25 personas.

 

La importancia de esta Operación no solo deriva de la desarticulación de numerosos puntos de venta, sino también de la localización de un almacén dedicado a la falsificación y distribución de complementos, como bolsos y carteras, los cuales terminaban entre personas dedicadas a la venta ambulante en Palma.

 

La Guardia Civil y la Policía Local de Palma persiguen este tipo de actividades, incidiendo en la red de falsificación, distribución y venta, mediante locales comerciales que redundan directamente en la venta ambulante, una parte importante de cuyos destinatarios son los turistas, nacionales y extranjeros.

 

Las actividades objeto de prevención y represión actúan en detrimento de la economía regular y del sector del comercio, generando un perjuicio económico sobre el comercio minorista y sobre los interés de los consumidores, al adquirir productos que en la mayoría de los casos no cumplen los requisitos mínimos, o incluso se encuentran en red de alerta de consumo Europea, redundando todo ello en la mejora de la calidad y la sostenibilidad del empleo en el sector.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Mallorcactual.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress